OCTUBRE MISIONERO

El Santo Padre Francisco en su mensaje a los directores nacionales OMP reunidos en Asamblea General en mayo de este año pidió promover con mayor insistencia la oración por las misiones, pues la misión es de Dios, y por lo tanto es una obra divina. Las obras de Dios las realizan solamente los hombres de Dios. Es imposible ser cristiano sin la oración, con razón san Vicente de Paul decía: “Dame un hombre de oración y será capaz de todo”.

Octubre es el mes de las misiones por excelencia, aunque toda la vida de la Iglesia es misión, pues “la Iglesia peregrinante es misionera por su naturaleza, puesto que toma su origen de la misión del Hijo y del Espíritu Santo, según el designio de Dios Padre” (Decreto Ad Gentes, 2).

Por bondad del Señor nos alegran particulares acontecimientos que animan nuestro octubre misionero 2018 dándole un tono eminente de alegría misionera, juventud y santidad. Estos acontecimientos son los siguientes:

1. Celebración del V Congreso Americano Misionero con el lema “América en misión, el Evangelio es Alegría”. Realizado en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, del 10 al 14 de julio de 2018.

2. El Sínodo de los obispos sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, convocado por el Papa Francisco para realizarse, Dios mediante, en Roma del 3 al 28 de octubre de 2018.

3. La canonización prevista para el domingo 14 de octubre de 2018 de 6 beatos, entre ellos el Papa Pablo VI, el mártir salvadoreño Monseñor Óscar Romero y la hermana Nazaria Ignacia, tan amada por el pueblo boliviano y vinculada especialmente en la preparación y realización del V Congreso Americano Misionero.

Otro medio para promover el aumento de la conciencia misionera de nuestro pueblo es el aprovechar algunas celebraciones litúrgicas que son especialísimas por su vinculación misional y afectiva por parte del pueblo colombiano, ellas son:

• 1 de octubre: Santa Teresita del Niño Jesús, Virgen, Doctora de la Iglesia y Patrona Universal de las Misiones.

• 2 de octubre: Beato mártir Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, obispo de Arauca.

4 de octubre: San Francisco de Asís.

• 7 de octubre: Nuestra Señora, la Virgen del Rosario.

• 9 de octubre: San Luis Beltrán, presbítero misionero en Colombia.

• 11 de octubre: San Juan XXIII, papa.

• 21 de octubre: Santa Laura Montoya, primera santa colombiana.

• 22 de octubre: San Juan Pablo II, papa.

Es importante mostrar cada uno de estos modelos de santidad y misión, reflexionar sobre su vida, escritos y legado misionero, pues un medio evangelizador siempre eficaz es mostrar el testimonio de los santos, ya que ellos son los más grandes benefactores de la humanidad. Al respecto se puede acudir al estudio y reflexión de los números 90 y 91 de la Encíclica Redemptoris Missio y el fresco mensaje de la Exhortación Apostólica Gaudete et Exsultate.

ROSARIO MISIONERO DIARIO

Una iniciativa que no puede faltar es el Rosario diario por las misiones. En el nombre del Señor invitamos a todos los fieles a orar su rosario diario por las misiones, ya sea de modo individual, familiar o grupal.

SUGERENCIAS MISIONERAS PARA LAS CUATRO SEMANAS DE OCTUBRE

A continuación ofrecemos algunas pautas para la animación del octubre misionero 2018.

Primera semana: Semana de oración por las misiones. Del lunes 1 al sábado 6 de octubre

"Entre las formas de participación, el primer lugar corresponde a la cooperación espiritual: oración, sacrificios y testimonio de vida cristiana” (RM, 78). En verdad todos debemos participar en la misión que Cristo nos confió como Iglesia con nuestras oraciones que brotan de un corazón que con honestidad abraza su cruz de cada día con fe, es decir que está en un decidido camino de santificación, tal como lo indica el Santo Padre Francisco: “Nos santificamos en el ejercicio responsable y generoso de la propia misión” (Gaudete et Exsultate, 26).

La figura especial que resaltamos en esta primera semana es indudablemente la de Santa Teresita del Niño Jesús, cuya memoria se celebra el 1 de octubre, ella es, junto con san Francisco Javier, Patrona Universal de las Misiones. Una frase de santa Teresita que la identifica por completo es la siguiente: “En el corazón de mi madre la Iglesia yo seré el amor”.

Santa Teresita integró de modo heroico en su espiritualidad de la infancia espiritual estos tres medios inseparables de la mejor cooperación misionera: “oración, sacrificios y testimonio de vida” (RM, 78).

El domingo 30 de septiembre se puede entregar a los fieles en las eucaristías la oración por las misiones con una motivación especial para unir a la oración pequeños sacrificios y el esfuerzo de dar ejemplo de vida cristiana en nuestras ocupaciones de esta semana. Todo esto por las misiones y la santificación de los misioneros.

Acciones sugeridas

• Realizar una catequesis sobre Santa Teresita del Niño Jesús, modelo de oración, sacrificios y santidad por las misiones. Se propone esta actividad para el 1 de octubre día propio de esta querida santa, o en el transcurso de la semana. Puede integrarse en un acto o celebración de apertura del mes misionero.

• Visitar los colegios repartiendo la oración por las misiones y compartiendo apartes del librito Historia de un alma de santa Teresita del Niño Jesús.

• Vincular a la IAM y los diversos grupos y movimientos apostólicos en diversas campañas de oración por las misiones con niños, jóvenes y adultos.

• Multiplicar la oración por las misiones y repartirla con la debida motivación.

• Entrega del sobre por las misiones con una especial motivación para que lo entreguen el día del DOMUND, 21 de octubre o durante el mes de octubre.

Segunda semana: Semana de animación misionera. Del domingo 7 al sábado 13 de octubre

Se propone realizar una catequesis o un encuentro sobre la animación misionera en donde se reflexione sobre la necesidad permanente de animación misionera para todo el Pueblo de Dios. El animador por excelencia es el Espíritu Santo que es el protagonista de la misión (cf. RM, 21), sin Él no hay misión, por eso la mejor animación es el testimonio de los santos, no solo de los santos del pasado, que nos animan a todos a darnos totalmente por el Señor, sino también el testimonio de “los santos de la puerta de al lado” (Gaudete et Exsultate, 6).

Es indispensable alimentar convicciones de fe en los bautizados, pues, “sabemos muy bien que la vida con Él se vuelve mucho más plena y que con Él es más fácil encontrarle un sentido a todo. Por eso evangelizamos. Si uno no lo descubre a Él presente en el corazón mismo de la entrega misionera, pronto pierde el entusiasmo y deja de estar seguro de lo que transmite, le falta fuerza y pasión. Y una persona que no está convencida, entusiasmada, segura, enamorada, no convence a nadie” (EG, 266).

Todo encuentro de los discípulos misioneros ha de ser siempre animador, para que eso sea así se requiere no solo favorecer espacios o reuniones para la animación, sino que exista un deseo sincero de conversión en sus orientadores y participantes.

Algunas sugerencias para esta semana:

• Mostrar el testimonio de Santa Laura Montoya como modelo para los misioneros. Puede ser un dramatizado de alguna de sus experiencias en misión con los indígenas, o el tema de su pedagogía misionera del amor y la ternura, o la reflexión de algunos de sus escritos.

• Un torneo misionero de fútbol o de otra disciplina deportiva en donde antes de iniciar cada partido se brinde una motivación o enseñanza misionera.

• “Tu misión”. Ofrecer diálogos o encuentros sobre los números 19 al 24 de Gaudete et Exsultate, que tratan este tema. Acudir al Afiche del DOMUND que presenta en esta línea el siguiente lema: “Tú le haces falta a la Misión”.

Tercera semana: Semana de la cooperación económica. Domingo 14 al sábado 20 de octubre

La cooperación misionera es el fruto de una auténtica animación y formación misionera. Quien se encuentra con el Señor, adquiere sus mismos sentimientos que se sintetizan en amar al Padre Dios y hacerlo amar de todos sus hermanos. Para ello ofrece su vida, oraciones, sacrificios y donativos materiales por el éxito de las misiones.

Se puede encomendar a los responsables de los distintos grupos y realidades eclesiales el promover, recoger y entregar esta ofrenda para las misiones en su parroquia o la curia diocesana. Ellos a su vez entregarán la colecta total de su Iglesia particular a la Sede Nacional de las OMP que la pone a disposición del Santo Padre para la cooperación universal de las misiones, especialmente de las Iglesias más necesitadas.

“Estas ofrendas de los fieles recogidas por las OMP deben ser, íntegra y puntualmente, transmitidas a la Dirección Nacional.

No pueden ser destinadas a otros fines diversos” (Estatuto de las OMP, números 61-62).

También se pueden organizar actividades especiales para reunir mayor ayuda para las misiones, por ejemplo: bazar misionero, bingo misionero, actividades culturales o deportivas, entre otras. Toda actividad encaminada a promover esta causa debe ser acorde con el auténtico espíritu cristiano.

DOMUND 21 de octubre

En todas las Eucaristías resaltar el urgente compromiso de toda la Iglesia, de cada comunidad eclesial y de cada bautizado con la misión que Cristo nos confió de anunciar el Evangelio al mundo entero (cf. Mc. 16,15). Animar a participar en este día dando con fe y generosidad su aporte económico para las misiones.

Todas las ofrendas de las eucaristías de este día deben darse en su totalidad a las OMP, por medio de las curias diocesanas, para las misiones, según está mandado por el Santo Padre y por el Derecho Canónico en el canon 791.

La liturgia permite para este día celebrar la misa por la evangelización de los pueblos para lo cual se pide acudir al respectivo subsidio ofrecido por las OMP.

“Los presbíteros mantendrán entre los fieles el celo por la evangelización del mundo. Enseñen a los fieles a orar por las misiones y no se avergüencen de pedirles limosna, haciéndose mendigos por Cristo por la salvación de las almas” (AG, 39).

Cuarta Semana: Misión con los jóvenes. Del 22 al 28 de octubre

En esta semana se propone realizar una mini misión de un día o de media jornada involucrando a los jóvenes. El domingo 28 de octubre de 2018 se clausura el Sínodo sobre los jóvenes, se ha de resaltar el papel fundamental del joven en la misión de la Iglesia. La misión es siempre animación tanto para quienes la acogen como para quienes la realizan. En verdad el mayor beneficiario es el mismo misionero, pues bien dijo san Juan Pablo II que “la fe se fortalece dándola” (RM, 2).

El tema de la misión puede ser inspirado en el mensaje que el Santo Padre dio a los jóvenes en Roma el 19 de marzo en el presínodo, allí él dijo lo siguiente: “Esta es la certeza de fondo: Dios ama a cada uno y a cada uno dirige personalmente una llamada. Es un don que, cuando se descubre, llena de alegría (cf. Mateo 13, 44-46). Estad seguros: Dios confía en vosotros, os ama y os llama. Y de su parte no fallará, porque es fiel y cree realmente en vosotros”.

Clausura del Mes Misionero: 31 de octubre

Se propone agradecer el mes misionero y clausurarlo con alguna celebración especial que puede ser una vigilia misionera, una hora santa misionera, una noche cultural misionera, un retiro misionero o un ágape misionero. Desde ya se puede animar a iniciar la preparación del MES MISIONERO EXTRAORDINARIO, convocado por el Santo Padre para OCTUBRE DE 2019, cuyo lema es: “Bautizados y enviados”, con ocasión del centenario de la Encíclica misionera Maximum Illud del Papa Benedicto XV sobre el deber permanente que tiene la Iglesia de anunciar el Evangelio al mundo entero.

OMP EN EL MUNDO

IAM -COLOMBIA

VII Congreso Nal. Infancia y Adolescencia Misionera

Visita Papa 2017

Contáctenos

Transversal 28B n.º 36 70

PBX: +57 1 244 2070

 

Horarios de atención:

De lunes a viernes:

7: 30 a.m a 12:30 m./ 1:30 p.m. a 5:00 p.m. 

  [email protected]